domingo, 25 de septiembre de 2016

Ruta durilla y con carga de kilómetros..., ¡Qué raro!

Pues sí, la ruta de hoy ha sido, a mi juicio una ruta durilla y con su merecida carga de kilómetros...., ya lo adelantó hace unas semanas Antonio: "Quiero hacer rutas de tirada larga y con kilómetros"..., pues hoy ha sido el día.


A las 08h.30' nos hemos dado cita en la puerta de El Corte Inglés, Antonio, My Berme, Francho y yo mismo para acometer una ruta por la zona de Casa Gualda, Munibáñez, El Polvorín, etc.

Hemos salido a buen ritmo, bueno Antonio ha salido a buen ritmo y los demás, por supuesto, detrás, apretando los dientes para no perder ritmo y espacio. El viento, como no, nos daba racheado ...., casi que de frente. Con estas premisas hemos llegado a la Casa de Labores, de donde partes casi todos los caminos, pero en esta ocasión hemos subido por La Senda de los Escalones hasta las Molinetas, todo el rato subiendo y subiendo, y, con el viento en contra.







Aquí, curiosamente, donde termina la subida de la Senda de los Escalones, nos hemos dado cita muchos ciclistas, y muchos como es el caso de My Berme, han aprovechado para aligerar ropa que llevaban puesta, que ya hacía calor, lo que ocurre, que My Berme, ha dado su particular toque de humos a eso de quitarse la ropa..., ¿no os lo creéis? Mirad, mirad.





 
 
En fin ya veis que no miento...., y después de esto pues hemos seguido la ruda de Antonio, para ver por dónde nos llevaba. Hemos seguido subiendo las pistas de las Molinetas, auténticas rompe piernas, hasta llegar a la zona de Casa Gualda o Munibáñez, no lo sé ya...., ja, ja, ja, con tanta vuelta que hemos dado, ya no sé por dónde íbamos.




La cosa es que lo único que hacíamos era subir pistas y puentes, hasta que ha hemos tomado desvíos que nos han llevado, afortunadamente por zonas de monte bajo, muy agradable de hacer al principio, pero lo cierto, es que había tramos con zonas muy escabrosas, rotas y llenas de piedras y, siempre subiendo y contra el aire, ja, ja, ja, para que lo vamos a hacer fácil....

 






 

 
Del monte bajo hemos llegado a una Pinada impresionante, con unas bajadas de vértigo y con sus pequeños escalones, para ir dando saltos y pasarlo como los niños. Genial estas bajadas, que por otro lado, ya era hora, siempre subiendo y en que condiciones.

La zona de la Pinada nos ha llevado a unos campos labrados que no aparecían en la ruta que llevaba Antonio, así que unos han tirado por un campo, Antonio, Francho y My Berme, y yo, he tirado por otra zona....., con el resultado que yo he salido a una zona de reforestación de pinos y me he perdido...., sí, si, como os lo digo, me he perdido...., bueno, Chinchilla lo veía a lo lejos pero al resto del grupo, en absoluto...., menos mal que Antonio ha salido al rescate, sino sigo dando vueltas por aquélla pinada y peleándome con osos y lobos, ja, ja, ja, ja.

De todos modos y al margen de los márgenes y del bancalin y de la perdida por la pinada reforestada, os diré que la zona de monte bajo y la zona de bosque que hemos atravesado, me ha parecido una gozada, tanto de subida como de bajada, bueno más las bajadas...... Os dejo unas fotos.






Después de esto, nos hemos puesto camino a Chinchilla, por la zona de la vía del tren y otra vez, nuevamente, con el viento de cara. En nuestras caras, se adivinaba que había hambre y sed y en el caso de Francho, además..., había dolor de cabeza, la criatura se me acostó anoche a las 04h.00', no te digo ná.



Hemos llegado a Chinchilla con 45 kms. y hemos intentado almorzar en la Churrería, pero hoy todo estaba cerrado debido a la carrera de trecking que se organizaba en esta localidad, así que nos hemos ido al Emporium a almorzar, con más hambre y sed que vergüenza. ¡Que buenas nos han estado las jarras, el bocata, los carajillos, los chupietejos, todo!

 




En fin, después del almuerzo nos hemos bajado por el Cementerio a todo gas hacia Albacete, perdonando hoy la cerveza de los campeones, ya que nos había hecho algo tarde. La dejaremos para la próxima salida.

En cuanto a la ruta, os diré que aunque he penado lo indecible e innombrable dado lo exigente de la misma, sobre todo en algunas subidas, ha sido una ruta de 10 muy bien dirigida por Antonio que nos ha hecho una circular por pistas, sendas, caminos, monte bajo y pinadas. En cuanto a los compañeros de fatigas, nada diré que no sepáis y conozcáis, de 10 también.

Paso a poneros los datos técnicos de la ruta:

Tiempo efectivo de pedaleo, 03h.47'06"
Distancia recorrida, 66'560 Kms.
Velocidad Media, 17'9 Kms/hora
Velocidad Máxima Alcanzada, 47'890 Kms/hora.
 

 

 

2 comentarios:

  1. Que no has penao naaaaaá!!! ... que parece que sufres pero tú puedes con ésto y más....y que subir no es fácil para nadie, pero hay que hacerlo para disfrutar con las bajadas que hoy eran tremendamente divertidas, nada peligrosas pero que exigían ir con los cinco sentidos para tomar la trazada correcta entre tanto escalón.

    El camino que han labrado me ha dejado con mal sabor de boca para haber puesto un 10 a la ruta. Desde luego que estaba reciente, tanto que acabo de ver una ruta en wikiloc de hace 3 días que pasa por el camino que yo pensaba tomar, pero estos son las sorpresas que nos dan las rutas.

    Más tiempo hemos perdido dando vueltas por Chinchilla esquivando las vallas de las carreras y buscando un bar abierto. Quizás por eso nos han estado tan ricas las cervezas.

    Pronto habrá más!!!

    ResponderEliminar
  2. Que no he penao naaaa, ya te digo yo que sí, que subir 105 kilos más el peso de la bici no es fácil, pero cualquiera os deja solos, para que hagaís una tontería.

    Es cierto, que luego..., la recompensa de las subidas son las bajadas, que son muy chulas de hacer, pero es sí, con cabeza, porque había algunas que estaban muy rotas y llenas de raíces de árboles y tramos pedregosos.

    Por lo demás, ya lo he dicho en la crónica, la ruta de 10, para volver a repetirla sin duda, pero controlando lo de Chinchilla e intentando que el cabrón del viento no nos haga un bucle.

    Saludos Antonio.

    ResponderEliminar